UN RICO PAN AMASADO DE DON MYLTON

UN RICO PAN AMASADO DE DON MYLTON

Siempre que la gente me pregunta cómo es que mi pan amasado me queda tan rico. Y yo no dudo en indicarles que lo más importante para cualquier preparación son los ingredientes. Si nuestros ingredientes son buenos, nuestra preparación será buena, y no hay mejor ingrediente para el pan amasado que Mypan Manteca Premium .

 

Los materiales que necesitaremos para estos ricos panes serán:

  • 500 gramos de harina sin polvos de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 taza de agua tibia/caliente, y más de ser necesario
  • 2 cucharadas de Mypan Manteca Premium derretida y tibia
  • 1 sobre de levadura rápida (7 gramos)

Empezamos poniendo agua tibia en un jarro y le sumamos el azúcar para mezclarlos. Ya mezclados agregamos la levadura y la dejamos reposar entre 6 a 8 minutos para que se active. En ese rato, en un bol ponemos harína con zal y la empezamos a mezclar. Con las dos mezclas listas y nuestra manteca derretida hacemos un hoyo en el medio de la harina para vertir las otras mezclas.

 

Aquí viene la parte entretenida y la más importante ¡Nuestro pan amasado debe estar pero muy bien amasado! El tiempo que le entreguemos y la fuerza con la que lo hagamos influenciará mucho el resultado final. Este proceso puede demorar entre diez minutos como hasta media hora pero lo importante siempre es doblar la masa en sí misma, para que entre el aire y nos quede una miga bien rica y esponjosa.

Cuando la masa esté lista debemos dejarla leudar. La cubrimos con un pañito que tenga en su cocina y esperamos entre 40 minutos a una hora dependiendo del calor ¡Que crezca harto nuestra masita!

Con nuestro bollo ya listo empezamos a cortar la masa en el tamaño que queremos para nuestros panes. Esto es completamente personal, pero como decía arriba, trate de sacar unos doce pancitos de acá… a menos que sea bueno pa’l diente.

Después de cortado empezamos a darle forma a los bollos, siempre con el nudo por debajo, así no se rompe la costura al poner en el horno nuestros panes.

Con el pancito ya de la forma que lo queremos prendemos el horno y lo dejamos calentar hasta unos 180 grados celsius. No meta los panes antes de que llegue a esa temperatura, mire que la levadura se activa antes y ni le cuento. Vaya tanteando cada cierto tiempo cómo van los panes para que no se le queme y cuando quede doradito por arriba y por abajo ya estamos listos para sacar y servir.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Tienes consultas?